Oficios Técnicos

www.sapiensman.com/tecnoficio


Información para el estudiante y el trabajador de oficios técnicos. 

 

 


Búsqueda personalizada

Destilación natural casera

Destilación de Esencias - Mosto y destilación casera - Destilación - Seguridad: peligro de accidentes - Alambique de destilación Master Lab


La purificación mediante carbón activado

El carbón activado se utiliza en filtros de agua, medicamentos que selectivamente eliminan las toxinas y procesos químicos de purificación. El carbón activado es carbón vegetal que ha sido tratado con oxígeno. El tratamiento resulta en un carbón altamente poroso. Estos diminutos agujeros dan al carbón un área de superficie de 300-2,000 m2 / g, permitiendo que los líquidos o gases pasen a través del carbón e interactúen con el carbón expuesto. El carbón adsorbe una amplia gama de impurezas y contaminantes, incluyendo cloro, olores, y pigmentos. Otras sustancias, como el sodio, fluoruro y nitratos, no son tan atraídos por el carbón y no se filtran. Debido a que la adsorción funciona por unión química de las impurezas con el carbón, los sitios activos en el carbón, finalmente se llenan. Los filtros de carbón activado se vuelven menos eficaces con el uso y deben ser recargados o reemplazados.

La purificación del producto alcohólico es la etapa más importante de todo el  proceso de fabricación. Es principalmente a la purificación que se deben los mejores resultados. El método de purificación que se describe a continuación ofrece un 70% mejor resultado que los utilizados habitualmente. Es el único método que da un producto espirituoso absolutamente puro. Si se utiliza un buen carbón activado de un tamaño de grano pequeño, entonces 2 litros (0,5-1 kg) son suficientes para 4-5 litros de alcohol (diluido a menos del 50%). El mismo método de purificación se utiliza en todo el mundo. La única diferencia es que los fabricantes de bebidas alcohólicas comerciales filtran el alcohol desde abajo, filtrando hacia arriba por 2,5 metros, con una velocidad de flujo constante del producto espirituoso. Esto es con el fin de poder controlar con precisión el filtrado,  a una velocidad de 0,2 a 0,5 metros por hora.

El carbón activado puede ser comparado con pequeñas esponjas llenas de orificios. La capacidad de absorción del carbón activado se mide en el área de estos orificios por gramo (expresado en m2/gramo). El tamaño de grano del carbón activado determina la rapidez con que se absorben las impurezas. El carbón activado efectivo debe tener un tamaño de grano de un máximo de aprox. 1 mm. Los granos más grandes funcionan en forma muy ineficaz y son incapaces de utilizar el área de la superficie interior del grano. El carbón en polvo no se puede utilizar para un buen de método de purificación, el polvo se consolida y bloquea el proceso.

Varios factores influyen en la eficacia de carbón activado. El tamaño del poro y la distribución varían en función de la fuente del carbón y del proceso de fabricación. Las grandes moléculas orgánicas se absorben mejor que las pequeñas. La adsorción tiende a aumentar a medida que el pH y la temperatura disminuyen. Los contaminantes también se eliminan en forma más eficaz si están en contacto con el carbón activado durante más tiempo, por lo que el caudal de flujo que pasa a través del carbón tiene importancia.

Las impurezas son absorbidas por los canales en el carbón activado, incluyendo aceites de fusel y el sabor de la levadura. Para tomar una mejor ventaja de los canales, se filtra lentamente a través de una capa alta de carbón activado (1.5-2.0 m).

Procedimiento

Obtenga un pedazo de tubo de 40 mm (1 1/2"de PVC tubería de grado de construcción, un tubo 1 1/2 "ABS agua, un tubo de acero  inoxidable, un tubo de cobre para ejemplo), con una longitud de 1,5 metros. Usando una cremallera de acero inoxidable para cerrar un extremo con 2 papeles de filtro o 2 filtros de lino para café.

Este extremo es la base. En la parte superior, coloque un embudo. El sello entre el embudo y el tubo no debe tener pérdidas. El embudo preferiblemente debería solapar a la tubería. Ahora tenemos una unidad de filtrado. El tubo debe llenarse de carbón activado a través del embudo. El papel de filtro o de lino en la base impide que el carbón se salga. La totalidad de los 1,5 metros de longitud de la tubería debe ser llenada. Llenar cuidadosamente. Algunos tipos de carbón activado tienen partículas tan pequeñas que no pueden ser muy aplastadas. Si el carbón se compacta muy herméticamente el tubo no va a dejar pasar el flujo.

Normalmente uno puede golpear el tubo ligeramente para ayudar a compactar el carbono en pequeñas cantidades. Si se compacta demasiado, el carbono debe ser removido y la secuencia de llenado repetida. Por lo general, el tubo permanece desbloqueado con un tamaño de grano de 0.25-1 mm o 0.5-1 mm. Si tamaños más grandes de grano son utilizados en la tubería, ésta debe ser aprovechada al máximo para compactar los granos tanto como sea posible. A pesar de esto, el alcohol pasará casi directamente a través del caño sin estar debidamente purificado (es decir, con tamaños de grano de 1-3 mm, 3 - 5 mm etc.). Si se utiliza el carbono pulverizado, la tubería será inmediatamente bloqueada.

Antes de que el producto espirituoso sea filtrado, el mismo debe ser diluido a menos de 50%. En tales concentraciones tan bajas de alcohol, el carbono activado puede trabajar mucho más efectivamente (con máxima eficiencia a aproximadamente 38-42% de alcohol) y al mismo tiempo se han diluido la impurezas a la mitad de la concentración original. El líquido espirituoso (alcohol) debe ser diluido con agua hervida, ablandada, o preferiblemente destilada (no agua destilada vendida para realizar la reposición de baterías, ya que esta sólo es purificada para el fin previsto) para prevenir la deposición de calcio en el producto alcohólico terminado.

A continuación, vamos a filtrar el alcohol a través del tubo. El procedimiento dura alrededor de una hora por litro de alcohol. Si se utiliza un gran embudo, sólo necesita cargarse un par de veces y el filtrado puede cuidarse por sí mismo, por ejemplo durante la noche. El tubo normalmente puede cargarse de 4-5 litros de producto alcohólico. Cuando el carbono deja de funcionar como filtro, pronto se vuelve notorio por el deterioro en el sabor y olor del alcohol.

Si uno no está satisfecho con los resultados,  vuelva a llenar la cañería hasta la mitad y empiece de nuevo. El carbón activado es relativamente barato, así que es mejor no ser mezquino con él y utilizar su capacidad total hasta la última gota. Incluso si todavía hay algo de capacidad restante en el carbón, uno puede descartar este sin temor. Lo más adecuado es por el desagüe.

Cuando se filtra producto espirituoso a través de una elevada capa de carbón activado, una cosa curiosa sucede en la salida. El alcohol es más liviano que el agua, por lo que lo primero en salir de la tubería es agua. No ha sido engañado, y el alcohol no se ha convertido en agua. Es simplemente un fenómeno físico natural. Poco después, el alcohol saldrá de la tubería.

Cuando todo el alcohol ha sido filtrado se puede pasar un litro de agua a través del embudo. El agua arrastrará hacia fuera el producto espirituoso que permanece en la tubería y el mismo se recoge hasta que salga agua. La ganancia es de algunos pocos centilitros.

Si  se desea purificar más de 4-5 litros, se puede usar un tubo con un diámetro más grande, pero de la misma longitud.

Diferentes marcas de

No hay tantas marcas que sean adecuadas para la purificación del alcohol. También hay una gran diferencia de calidad de una entrega a la otra, especialmente sobre carbón basado en coco.

  • Ver en eBay
  • Ver active carbon in Walmart.com!

Instrucciones:

Llene el tubo entero con carbón activado hasta el embudo. El papel de doble filtro será sujetado con una abrazadera de acero inoxidable a la base del tubo para retener el carbón activado. Después sólo es necesario verter en el interior el producto espirituoso ( o sea el alcohol) que se va a filtrar. Coloque un disco de cartón o similar sobre el embudo para evitar la evaporación del alcohol.

El carbón activado granulado es el adecuado.

Método de los conocedores

Después de la filtración en la tubería, la misma secuencia se repite utilizando carbono activado nuevo. La segunda carga absorbe diminutos rastros de impureza (porque eso es todo lo que hay) y sigue siendo casi completamente eficaz. Guardar el carbono para la siguiente filtración. De esta forma se obtienen buenos resultados sin el uso de mas carbono activado, ya que es sólo el contenido de la  primera tubería el que se han utilizado y descartado. Altamente recomendado.

Purificación varias veces a través del mismo carbón activado

Si uno purifica el alcohol a través del carbón activado en un tubo y hace pasar el mismo alcohol dos o más veces a través de la misma  tubería, el resultado será un deterioro del alcohol.

Esto es porque el método de la tubería, aparte de dar excelente absorción  de las impurezas, tiene una función adicional. Las impurezas son débilmente fijadas a los gránulos de carbón (el carbón activado tiene una afinidad de carga), la mayoría son fijadas en la parte superior de la tubería y en menor medida en la base. Esta es una de las razones por las que el método del tubo (percolación a través de una gruesa capa de carbón activo) es superior a todos los otros métodos de filtrado de carbono activado.

Así, si el mismo alcohol se hace pasar a través del filtro una segunda vez las impurezas flojamente unidas serán arrastradas un poco más y algunas saldrán con el producto espirituoso. La doble filtración usando el mismo carbono activado da resultados inferiores.

La purificación debe ser perfecta

La purificación debe ser perfecta. El carbono tiene la capacidad para purificar el alcohol para que quede totalmente libre de sabores residuales y malos olores. Si el alcohol no es perfecto, éste debe ser purificado de nuevo. Usando el método de los conocedores se puede purificar la bebida espirituosa por el uso efectivo de carbón activado, sin el uso de más de carbón activado.

Un alcohol mal purificado (con gusto a aceite de fusel) producirá un conflicto de sabores con ciertas esencias. Si se mezcla North Sea Oil (licor de regaliz, muy bueno con la cerveza) con un alcohol pobre, la mezcla sabe abominable. Esto se aplica a la mayoría de los sabores. Sin embargo ciertos sabores tales como el whisky, el ron oscuro, brandy y amargos pueden dar cabida a algunos ligeros gustos extraños y todavía tener buen sabor.

 

 

 

 

 

 
Volver arriba